Mi cesta

0

puedes comprar sin registrarte

0
Total: 0,00€

Sin productos en la cesta.

Cartulina y papel estucado gofrado (con relieves)

El papel estucado gofrado es el papel cuya superficie texturizada tanto en tela como en arena le dan un toque de distinción y originalidad para una gran variedad de impresos. El papel estucado gofrado tela simula una superficie de tela o lienzo y el papel estucado gofrado arena tiene una suave superficie granulada.

Papel Gofrado en Digitalpapel

El papel estucado gofrado es el papel cuya superficie texturizada tanto en tela como en arena le dan un toque de distinción y originalidad para una gran variedad de impresos. En Digital Papel puedes encontrar 2 tipos de papel gofrado en tela o arena. El Primero simula la superficie de un lienzo y el último tiene una suave superficie granulada.

En proceso de gofrado consiste en producir un relieve en el papel por el efecto de la presión. La palabra gofrado procede del francés goufrer, que significa repujar, y en su origen consistió en estampar en seco sobre papel (o las cubiertas de un libro) motivos en relieve o en hueco.

Adoptado por los artistas, el gofrado parte tanto de matrices en relieve como en hueco trabajadas por los métodos tradicionales o construidas con técnicas aditivas. Es muy común estamparlo sin tinta sobre papel blanco (o en la gama) y su finalidad es construir la imagen con los relieves producidos por la incidencia de la luz.

Origen del papel gofrado

Determinar el origen del proceso de gofrado es difícil e impreciso. Parece ser que el primer ex libris, un sello de cerámica perteneciente a Amenhotep III se basó en este proceso. Pero desde el punto de vista de la gráfica los primeros ejemplos se encuentran en la estampa japonesa con Harunobu  quien introdujo alrededor de 1764 el Nishiki-e, o estampa de brocado, en la que combinó el gofrado con colores tornasolados, delicadas aguadas o profundos negros para crear sus intimistas escenas. También Utamaro lo utilizó con refinamiento dándole el aspecto preciosista que caracteriza sus estampas.

El gofrado y otros acabados del papel

El acabado del papel se suele determinar después de las fases iniciales de fabricación. Una forma es el acabado estucado que se lleva a cabo en la máquina estucadora. Muchos tipos de papel se someten a estucado para mejorar la suavidad de su superficie, el brillo, la blancura y la imprimibilidad. El baño a papilla de estucado utilizado para ello consiste en pigmentos naturales, un aglomerante y otros aditivos.

Otra forma es el acabado calandrado o satinado. Con el suavizado de la superficie en una calandra se logra una superficie más brillante, el denominado efecto de planchado. Las calandras son máquinas especiales para el calandrado o satinado del papel. Básicamente consisten en un sistema de acero colado y rodillos de papel que se colocan uno encima del otro y hacen que el papel pase a través de una configuración de serpiente. Los rodillos de acero pulido son los que realizan la función de suavizado.

Además hay otros procedimientos de acabado, como el estampado o gofrado (estampado estructural). Mediante este acabado se aumenta la superficie y se consigue que el papel sea más duradero y robusto.

Usos

El papel gofrado ofrece una textura que imita la superficie de un lienzo o una tela, algo que lo convierte en un tipo de papel muy especial y recomendado para infinidad de aplicaciones. Entre las más utilizadas destaca su uso para ediciones de lujo, catálogos y folletos con los que se quiere denotar calidad, láminas y reproducciones artísticas, postales…

Este tipo de papel es ideal para todas aquellas comunicaciones con las que se pretenda sorprender e impactar.

Por su acabado y por ser un papel con un alto gramaje, el papel gofrado se utiliza también para trabajos de scrapbooking, así como para la construcción de maquetas o elementos de packaging.

¡Tu navegador está obsoleto!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora